Grandes historias se vislumbran a través de los incendios pequeñitos en Fiat Lux de Paula Abramo

Fiat lux. Fabricar la propia lumbrera. Hacer el fuego. Crear con sus propios dedos la llama, que ha de depositar en la punta de un trocito de madera. Dejar una parte de sí en la luz, habitar un poco dentro de la astilla que se arrastra contra la superficie áspera para ser encendida y aparecer dentro del fuego, con cartas e historias...

Anuncios

Escritura, la construcción infinita

Hacemos puentes, escaleras, chozas y edificios para que sean recorridos y ocupados, para ser habitados por nosotros mismos (...) Escribimos para construir, porque el pensamiento no es palpable, porque no habría manera de mostrar a los otros las paredes y los castillos que erigimos en las horas del ocio indispensable que implica la creación

Pajaritos Negros

Nunca supe si fue en el acto de contemplación que entraron por mis ojos y se quedaron revoloteando dentro. Si fue a través de los viajes auditivos, que la parte que salía de mí acercando el oído a los árboles frondosos en que descansaban, los trajo consigo. Se busca una parvada silenciosa, para devolverles sus voces.

Yo ya olvidé de dónde era

La marimba vespertina (...) será la melodía que anunciará que me he convertido en los que veía como ajenos, como ellos, los que tal vez estén ahí para olvidar, para encontrar más cosas que recordar en los días menos venideros.

Caras vemos, buitres desconocemos; de El cuidado del buitre, por Scarlett Badó

Aquí parte de la presentación del libro: "permite ver la desolación, el sexo que va de la tristeza a la crueldad y una búsqueda insaciable de muerte y cadáveres putrefactos que hacen cuestionarse qué furia los mantiene en pie, qué fuerza nos mantiene en esta existencia absurda a nosotros mismos, frente a la página que escudriñamos ¿o creemos ser, lectores, menos voraces y odiados o más valiosos que el protagonista de la trama cuyo móvil siempre será el egoísmo? ..."

Al hermano andante

  Ve tú y dile al polen, semilla, que muera en el mismo centro, en que conoció la vida, en la sinrazón de impedir su vuelo…   que han puesto vallas cercando las flores. Se secarán al punto en que el viento busque fecundar el suelo donde nos florece el alimento de los días.  ... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑