Yo ya olvidé de dónde era

La marimba vespertina (...) será la melodía que anunciará que me he convertido en los que veía como ajenos, como ellos, los que tal vez estén ahí para olvidar, para encontrar más cosas que recordar en los días menos venideros.

Anuncios

Caras vemos, buitres desconocemos; de El cuidado del buitre, por Scarlett Badó

Aquí parte de la presentación del libro: "permite ver la desolación, el sexo que va de la tristeza a la crueldad y una búsqueda insaciable de muerte y cadáveres putrefactos que hacen cuestionarse qué furia los mantiene en pie, qué fuerza nos mantiene en esta existencia absurda a nosotros mismos, frente a la página que escudriñamos ¿o creemos ser, lectores, menos voraces y odiados o más valiosos que el protagonista de la trama cuyo móvil siempre será el egoísmo? ..."

Blog de WordPress.com.

Subir ↑