Desde Conjunto vacío hasta Mudanza, a través de Verónica Gerber

Somos todos exiliados de esa tierra

del recuerdo fidedigno. Somos

todo hueco. Todos Conjunto vacío*.

Tomos de libros con hojas en blanco.

Blanco. Un error de imprenta.

 

La voluntaria eliminación de los textos

que nos guíen a donde ya estuvimos.

Textos sobre hojas aún más blancas

que el olvido.

° ° °

Luego viene la Mudanza**, Verónica (1981)

su siempre estar en busca, en

movimiento. Falta algo que intenta

completar a través de la palabra.

Y las líneas

Y las fotografías

Y las matemáticas

Y las piezas del corcho en la pared gastada;

Los anillos del árbol, en la madera que

Ha de ser papel para historias

Historia que escribirse.

Y procura escribirlo.

Intenta llenar los vacíos del anterior conjunto,

aunque trate de diferentes obras,

tiempos de su escritura, temas;

quien escribe sigue la misma soga,

con esperanza de ser salvado

o encontrar al grupo del otro

lado de la cuerda,

que busque la salvación,

en este extremo.

Mudanza de los que avanzan,

los que transforman, los que se buscan.

° ° °

Ambliopía es una oda a lo errático

Y deambulatorio. Adaptarse.

Nómadas de las circunstancias,

Nunca un mismo sitio, Pues aún

posándose en un mismo punto,

se explicará distinto al completar la imagen

para entender al mundo.

°

Vito Aconti salta de la narrativa al poema.

Busca el silencio. Desde el lugar en que observa, se hace mucho ruido.

No es preciso estudiar la palabra,

hay que adentrarse en ella, hurgar en sus huecos

ampliar distancias, volverlos

rocas ante el río en que el lector transite.

No es preciso limitarse a la hoja en blanco,

hay que salir de ella. Bailar sobre ella.

Imprimirse en ella y callar

cuando se ha aprendido a construir

con ella el mundo, para el que quedaron

las frases muy cortas. Volverse arista.

Erigirse historia. Papiroflexia.

°

Es de Telegrama que rescato la esencia del libro:

La palabra es una entidad soluble. Una sustancia que sufre varios estados. Sólida cuando se escribe sobre una hoja de papel: la tinta cristaliza sus formas, el enunciado sus límites y la puntuación sus intervalos. La conversación, en cambio, es líquida: el diálogo es un manantial que se alimenta de sonido, fluye en el tiempo y espacio, de ida y de vuelta, desde quien habla, hasta el que escucha. La palabra es gaseosa cuando murmura, cuando se disuelve en expectativas ajenas, cuando se reconstruye de boca en boca, cuando se descompone y cambia de sentido.

°

Equívoco es palabra, sólida cuerda

que une distancias, tiempos,

deseos, presencias. Toda carta

es una espera. La palabra es

el deseo. Buscar palabras y

encontrarlo a él. Buscarla a ella

a través de la palabra. Tócala con la

punta del poema, Paul Valéry.

°

Onomatopeya, ¿escritura sin sentido?

diría música, principio de los tiempos;

el sentimiento viaja al margen de la coherencia

de lo legible, del código materno. En el inicio

fuimos sólo ruido y señas.

*

Cierra con Ambigrama. Cuenta

buscarse al otro lado del espejo

descifrarse en el anterior costado;

acudo a nuestro enigma y con el propio

enigma a pensar que Da Vinci ha resuelto

de hacer su escritura-espejo

construyó en el reflejo, este mundo.

 

*2015, Premio Aura Estrada

**2010

La imagen, pertenece a la novela gráfica Conjunto vacío.

Fuente original: Sugey Navarro para la columna Divagaciones de una mente sin reposo, en la edición 349 de El comentario Semanal, de fecha lunes 10 de septiembre de 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s